La empresa valenciana de bioplásticos ha desarrollado un material totalmente compostable mediante procesos convencionales dirigido al envasado de productos cárnicos.

Bandeja compostable

Cada vez son más las empresas que buscan reducir o eliminar el impacto de sus envases sobre el medioambiente. El caso de las bandejas de productos cárnicos es un claro ejemplo de la necesidad de buscar alternativas al plástico, ya que al tratarse de envases que contienen residuos orgánicos, su reciclaje puede resultar más complejo.

Teniendo en cuenta esto, la empresa valenciana de bioplásticos Prime Biopolymers ha centrado parte de sus esfuerzos en el desarrollo de un material compostable apto para la fabricación de bandejas de carne. Este nuevo producto se ha convertido en una buena alternativa para que la industria cárnica deje de lado el plástico tradicional.

Estas bandejas transparentes para carne han sido desarrolladas con el grado de bioplástico ZIMIA X321. Un material compostable que, además, no genera dificultades a la hora de ser procesado por maquinaria convencional.

“Estamos muy satisfechos por haber conseguido desarrollar nuevos grados de bioplástico dirigidos a las necesidades actuales del sector de la alimentación. Representa una solución sostenible y de inmediata aplicación en la línea de fabricación que responde a las nuevas inquietudes medioambientales del consumidor”, afirma Manuel Suárez, director de Prime Biopolymers.

El equipo de innovación y desarrollo ha buscado la fórmula idónea para la fabricación de estas bandejas compostables para carne. El bioplástico ZIMIA X321 es un grado destinado a aplicaciones que requieran tenacidad y alta transparencia incluso a bajas temperaturas.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *