Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Mediante diferentes opciones de búsqueda, este clasificador proporciona los códigos asociados a cada tipo de residuo en la Lista Europea de Residuos.

Asegre lanza un clasificador de residuos online
El clasificador de Asegre asocia cada residuo con su código LER. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

La Asociación de Empresas Gestoras de Residuos y Recursos Especiales (Asegre) ha creado una importante herramienta para el sector medioambiental. En su nueva página web, esta entidad ha puesto en marcha el primer clasificador de residuos en español basado en la Lista Europea de Residuos (LER).

Este clasificador de residuos proporciona los códigos de la LER mediante diferentes opciones de búsqueda. De esta forma, Asegre desea contribuir a que cada residuo reciba el tratamiento adecuado a sus características. La búsqueda se puede realizar por palabra o término de uso coloquial, así como por capítulo.

La clasificación de los residuos según la Lista Europea de Residuos facilita el tipo de gestión que debe seguir cada uno de ellos. La Comisión Europea realizó una actualización de este listado con la Decisión 2014/955/UE y la Guía para la definición y clasificación de residuos peligrosos, encargada por esta institución. La LER identifica los residuos que son peligrosos con un asterisco y así se refleja en el clasificador de Asegre.

Cuando se cumplen 25 años de la creación de Asegre, la patronal de los residuos industriales y peligrosos ha tomado la decisión de crear este clasificador para facilitar el trabajo del sector medioambiental en su conjunto, tanto si son productores como gestores de residuos. De otra forma, el único modo que existe actualmente para clasificar los residuos es mediante la consulta manual en la publicación del Boletín Oficial del Estado (BOE).

Asegre también confía en que esta herramienta promueva los mejores tratamientos disponibles en un sector que, en el caso de 2016, muestra una caída en facturación del 1,93% y una contracción acumulada del sector del 43,45% desde 2008, según la encuesta que realiza esta patronal cada año entre sus asociados.

Un residuo se considera peligroso cuando presenta características que le otorgan esa peligrosidad y cuando el residuo puede causar daños a la salud o al medio ambiente. Todo ello queda reflejado en la Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados, en su definición de “residuo peligroso”. Algunas de estas propiedades de peligrosidad son: explosivo, inflamable, irritante, tóxico, carcinógeno, corrosivo, infeccioso, mutagénico o ecotóxico.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *