Save pagePDF pageEmail pagePrint page

La factoría aragonesa ha adaptado sus procesos de fabricación con nuevas tecnologías para reciclar, reutilizar o valorizar energéticamente los residuos que genera.

La planta de Opel en Figueruelas logra el vertido cero
La planta de pnitura reutiliza un 80% del disolvente. Foto: © GM Company

La planta de General Motors España en Figueruelas (Zaragoza) ha conseguido el reto de alcanzar el “vertido cero”, gracias al reciclaje, la reutilización o la valorización energética de los residuos generados en sus operaciones diarias, evitando que vayan a vertedero.

“Nuestro movimiento hacia el ‘vertido cero’ forma parte de nuestra cultura de mejora continua en nuestras instalaciones a nivel global”, asegura Jim DeLuca, vicepresidente ejecutivo global de Manufacturas. “Además de permitirnos hacer que nuestras operaciones sean más eficientes y ayuden a conservar los recursos naturales, también nos hace capaces de reinvertir los recursos generados del reciclaje en futuros vehículos para nuestros clientes”.

Para conseguir este logro, GM España ha tenido que adaptar su proceso de fabricación con nuevas tecnologías y métodos de trabajo. Los principales cambios han consistido en reducir el consumo de disolvente en la planta de pintura –consiguiendo reutilizar un 80% del mismo–, y aprovechar los lodos del tratamiento de sus aguas residuales como abono a través de su compostaje.

Uno de los mayores retos de General Motors España para ser una planta “vertedero cero” ha sido encontrar un gestor de residuos cercano que hiciera más eficiente el transporte y tratamiento de sus residuos. La factoría aragonesa ha colaborado con otras empresas, entre las que destaca la contribución de Saica Natur, que bajo el prisma de la economía circular ha aportado distintas soluciones de reciclaje y valorización energética, que permiten reintroducir en el proceso productivo materiales que hasta hace poco se desechaban

Objetivos de sostenibilidad

Este nuevo logro de la planta de Opel en España está en línea con los objetivos de sostenibilidad establecidos por General Motors: conseguir que el 100% de las plantas de manufacturas y que el 25% de las plantas no manufactureras sean vertedero cero en el año 2020.

“El objetivo primordial es no generar ningún tipo de residuo. Hasta lograrlo, haremos todo lo posible para asegurarnos que nuestros residuos no terminen enterrados. Desde trabajar junto con nuestros proveedores en proyectos especiales para reutilizar embalajes, hasta aplicar las mejores lecciones aprendidas en todas nuestras plantas y así, tener un gran impacto positivo”, ha declarado Mari Kay Scott, directora ejecutiva global de Cumplimiento Ambiental y Sostenibilidad de General Motors.

Antonio Cobo, director general de GM España y director de Planta, ha comentado: “Desde 2012 se han reciclado más de 3.478 toneladas de residuos, de estas, 1.383 toneladas sólo en el pasado año”. 

Junto a la planta de Figueruelas, GM ha anunciado recientemente que otras diez plantas se han sumado a las ya existentes y catalogadas como “vertedero cero”. Con la incorporación de estas once plantas, incluida la aragonesa, General Motors evita la emisión del equivalente a más de 600.000 toneladas métricas de CO2. Esto es comparable a la mitigación de gases de efecto invernadero que se consigue con la plantación de 15 millones de árboles.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *