Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El Grupo de Reflexión sobre Innovación y Economía Circular en la Gestión de Residuos ha elaborado un decálogo de ideas clave dirigido a mejorar nuestras tasas de prevención, reutilización y reciclado.

Los ciudadanos deben conocer y ser conscientes de los costes que conlleva la gestión de residuos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL
Los ciudadanos deben conocer y ser conscientes de los costes que conlleva la gestión de residuos. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

El pasado mes de junio, en el marco del Foro de las Ciudades celebrado en Madrid, el director de la Cátedra Ecoembes de Medio Ambiente de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), José Vicente López, presentó un decálogo de ideas clave para mejorar la gestión de los residuos municipales. Un documento elaborado por el Grupo de Reflexión sobre Innovación y Economía Circular en la Gestión de Residuos que ha estado coordinado por la Cátedra Ecoembes.

El objetivo de este decálogo ha sido presentar las ideas principales que son necesarias aplicar a la gestión de residuos municipales con el fin de encaminar a las ciudades a la transición hacia una economía circular e intentar resolver, de esta forma, los problemas en materia de gestión de residuos que implican no sólo a los gestores y políticos, sino a la propia ciudadanía.

A continuación resumimos estas diez ideas:

  1. En el ámbito innovador de la prevención: La creación y fomento de redes y mercado de segunda mano, medidas orientadas a reducir el despilfarro alimentario o el desarrollo de Planes de Contratación Pública Verde.
  2. Establecer medidas de gestión estandarizadas y reguladas para fomentar la recogida, la preparación para la reutilización y el reciclado de flujos como el textil, de cada vez mayor impacto en los residuos municipales.
  3. Modificar la legislación para que el material bioestabilizado sea considerado compost o producto comercializable, atendiendo principalmente a la calidad del producto y no tanto al origen de la recogida.
  4. Profundizar en el cobro de la tasa de basura por generación y adecuar los cánones de vertido para los residuos municipales.
  5. Distinguir los residuos los generados en los hogares (domésticos) y los grandes generadores (comerciales y de servicios, mercados, restaurantes, comedores colectivos, etc.). Estos últimos son fácilmente identificables, localizables y aportan grandes cantidades (más del 30% del total) de una gran calidad.
  6. Diseñar canales de comunicación/formación/información entre entidades del sector/técnicos administración/legisladores que faciliten el acceso a los datos públicos derivados de la propia gestión, aseguren la necesaria formación de los técnicos municipales y la adecuada toma de decisiones en materia de gestión de residuos.
  7.  Diseño de un sistema de obtención y tratamiento de datos estandarizado, completo y común para todas las autonomías y administraciones locales que garantice un adecuado control del servicio.
  8. Informar al ciudadano sobre el coste real de la gestión de los residuos municipales.
  9. El ciudadano como sujeto activo y no pasivo del sistema.
  10. La innovación social empieza por sacar la gestión de los residuos del debate político, asumiendo la importancia del medio ambiente en todas sus facetas en el área municipal.

Para quienes quieran profundizar en este decálogo, pueden descargarse el documento completo (pdf) en el siguiente enlace: Ideas clave sobre innovación y economía circular en la gestión de residuos municipales.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *