Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Los consejeros de Medio Ambiente de ambas regiones mantuvieron ayer un encuentro de trabajo con el objetivo de compartir estrategias sobre la gestión sostenible de los residuos.

La comunidad de Madrid se fija en el modelo de La Rioja para su estrategia de residuos
Reunión de los responsables de Medio Ambiente de los gobierno de La Rioja y la Comunidad de Madrid, ayer en Logroño

Los consejeros de Medio Ambiente de La Rioja, Iñigo Nagore, y de la Comunidad de Madrid, Jaime González Taboada, mantuvieron ayer un encuentro de trabajo en Logroño, donde tuvieron la oportunidad de compartir experiencias y estrategias sobre un modelo de gestión sostenible de residuos.

González Taboada explicó que con este encuentro buscaban “recoger ideas de otro sitio donde se están haciendo mejor las cosas para poder aplicarlas a la Estrategia de Residuos que Madrid está elaborando actualmente”. En este sentido, subrayó que el modelo de recogida y gestión de residuos y reciclado de La Rioja es “puntero en España y, sobre todo, el que mejores resultados está dando“, tal y como les indicaron “desde la Unión Europea”.

Por su parte Nagore destacó que el éxito del modelo riojano radica en que está unificado en todo el territorio, gracias al consorcio y la unidad de mensajes en las distintas campañas de concienciación ciudadana que se han realizado a lo largo de los años. “Es un modelo que puede adaptarse a las particularidades de cada comunidad autónoma, por lo que estamos encantados de poder compartirlo”.

El Plan Director de Residuos de La Rioja 2016-2026, que entró en vigor en octubre del año pasado y se está implantando con éxito, servirá como referencia para la nueva Estrategia de Residuos en cuyo borrador trabaja la Comunidad de Madrid.

1 kg de residuos por habitante

El principal objetivo del plan riojano es avanzar hacia un consumo más responsable en el que no se genere más de 1 kilo de residuos por habitante y día; y potenciar la economía circular para favorecer la recuperación y reutilización de materiales, eliminando en todo lo posible el vertido de los residuos. En este sentido, la inversión prevista por el Gobierno de La Rioja durante los diez años de vigencia del plan se cifra en 11,8 millones de euros, además de los costes de recogida y gestión que comparten entidades públicas y privadas.

Por otro lado, se quiere potenciar la economía circular de los residuos a través de la recuperación de materiales de cerca de 32.000 toneladas de residuos urbanos, recoger el 65% de los aparatos eléctricos y electrónicos usados y producir 10.000 toneladas de compost procedente de la recogida selectiva de biorresiduos.

El alcance del plan contempla la gestión y recogida de residuos domésticos y comerciales, sanitarios, de construcción y demolición (RCD), industriales, agropecuarios, aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), pilas y acumuladores, vehículos fuera de uso (VFU), neumáticos fuera de uso (NFU), aceites industriales usados y lodos de depuradora.

También se van a fomentar actividades privadas y asociativas para la reutilización de determinados residuos (ropa, juguetes, aparatos electrónicos, etc), la incorporación de productos reciclados en la obra civil pública y el equipamiento urbano, y se apoyará una nueva industria del reciclaje y valorización de residuos.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *