Implantar nuevos sistemas de recogida selectiva, construir nuevas plantas de tratamiento de residuos o mejorar las ya existentes son los principales objetivos de estas subvenciones, financiadas con el Plan de Recuperación económica.

Distribución territorial de las ayudas del MITECO a la gestión de residuos
Mejorar los sistemas de recogida selectiva de residuos es uno de los objetos de las ayudas. Foto: RESIDUOS PROFESIONAL

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, trasladó el pasado miércoles a las Comunidades Autónomas el reparto territorial y la asignación definitiva de los 581 millones de euros del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para inversiones en materia de gestión de residuos, saneamiento y depuración de aguas y conservación de la biodiversidad, según lo acordado por el Consejo de Ministros del pasado 23 de marzo.

En el transcurso de la reunión de la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, principal órgano de cooperación entre el Gobierno central y las Comunidades Autónomas en materia medioambiental, Ribera detalló a los representantes territoriales los porcentajes y cantidades correspondientes en cada una de las líneas de actuación previstas en el Plan de Recuperación, en consonancia con los criterios trasladados en la anterior reunión de la Conferencia celebrada en el mes de enero.

En el caso de las subvenciones dirigidas a financiar inversiones en materia de gestión de residuos, por importe de 421,12 millones de euros, el reparto territorial será el siguiente:

Reparto teerritorial de las ayudas a la gestión de residuos del Gobierno

Con dichos créditos las comunidades autónomas podrán financiar acciones para implantar nuevos sistemas de recogidas separadas, especialmente biorresiduos, y mejorar los ya existentes; construir instalaciones para tratamiento de biorresiduos recogidos de forma separada; construir nuevas instalaciones de preparación para la reutilización y el reciclado de otros flujos de residuos recogidos de forma separada, inversiones relativas a instalaciones de recogida (como puntos limpios), triaje y clasificación (envases, papel, etc.), y mejora de las plantas de tratamiento mecánico-biológico existentes y para la preparación de combustible sólido recuperado (CSR ).

Del total de las ayudas en materia de residuos, 416,25 millones corresponden al Plan de Recuperación, 1,87 millones al programa de Economía Circular, y el resto al PIMA Residuos. Los criterios para el reparto territorial de estas cantidades tienen en cuenta la generación de residuos municipales, la distancia de cada comunidad autónoma respecto al objetivo de preparación para la reutilización y el reciclado para 2025, y su densidad de población.

ACTUACIONES EN SANEAMIENTO Y DEPURACIÓN

Otra partida de 100 millones de euros se destinará al saneamiento y depuración en pequeños núcleos de población. El objetivo es impulsar las inversiones para que las aglomeraciones urbanas comprendidas entre los 2.000 y los 5.000 habitantes equivalentes puedan cumplir con las obligaciones establecidas en la directiva sobre tratamiento de aguas residuales. Incluidas en el componente de preservación del litoral y recursos hídricos del Plan de Recuperación, estas ayudas deben asegurar en todos los casos el cumplimiento de la directiva, promover la innovación tecnológica y contribuir a los objetivos del reto demográfico.

CORRECCIÓN DE TENDIDOS ELÉCTRICOS

En materia de conservación de la biodiversidad se ha acordado el reparto de 60 millones de euros en actuaciones de corrección de unos 20.000 puntos de tendidos eléctricos para evitar daños a las aves. La electrocución de la avifauna en estructuras de conducción eléctrica se ha convertido en el principal problema de conservación para muchas de las especies incluidas en el Catálogo Español de Especies Amenazadas.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *