Save pagePDF pageEmail pagePrint page

 

Luhai, empresa de gestión integrada de residuos de Xiamen (China), lleva convirtiendo residuos en productos de alto valor desde el año 2000. Tras casi 20 años de desarrollo, el gobierno chino la ha reconocido como empresa piloto para la recogida, reciclaje y clasificación de residuos, así como para la comercialización de sus propios productos fabricados a partir de su propio reciclado , que llevan la marca «Luhai Re-fine».

La planta de reciclaje de Luhai que ocupa unos 86.000 m2,  está diseñada para procesar 150.000 toneladas de residuos sólidos al año y en los últimos 19 años ha reciclado y reprocesado unas 650.000 toneladas de envases.

Equipada con la tecnología punta de reciclaje y clasificación de TOMRA Sorting Recycling, la planta de Luhai recibe con frecuencia la visita de delegaciones del gobierno chino de otras ciudades, empresas de reciclaje y, más recientemente, representantes de empresas de toda la cadena de valor del plástico.

La compañía se dedica principalmente al reciclaje de varios tipos de plástico postindustrial y postconsumo, así como a la producción de palés de plástico reciclado, compuestos de madera y plástico y combustible derivado de residuos (CDR). También forman parte de su catálogo de productos bolsas recicladas, cuadernos, paraguas, macetas, cubos de basura y prendas textiles.

Material reciclado de alta calidad con equipos innovadores

Para convertir los residuos en productos reciclados respetuosos con el medio ambiente es necesario contar con material reciclado de calidad suficiente y para ello resulta imprescindible disponer de equipos innovadores de última tecnología.

Luhai vio hace tiempo que la clasificación es el proceso fundamental para asegurar la calidad y la pureza del material reciclado. La clasificación manual predominante hasta entonces ha demostrado no ser eficaz por falta de la precisión suficiente. Esto derivaba en un problema: la calidad del material clasificado no era homogénea, hecho que hacía que la granulación posterior no fuese eficaz. Además, la gestión de los operarios que realizaban tareas manuales era muy complicada. La selección manual no es un trabajo atractivo y resultaba difícil encontrar trabajadores dispuestos a pasarse muchas horas en la línea de clasificación. El resultado era una alta rotación, que afectaba a la selección, formación, producción, evaluación del rendimiento y otros procesos de gestión empresarial.

Para mejorar la eficiencia de la planta de reciclaje, Luhai decidió implantar soluciones de clasificación automática. Entre ellas se incorporó la tecnología de clasificación NIR de TOMRA, probada en el sector, y que ofrece numerosas ventajas técnicas para garantizar tanto una alta eficiencia de la clasificación como unos resultados homogéneos. Gracias al know-how de TOMRA Sorting Recycling, la planta de Luhai logró optimizar todo su proceso de clasificación.

«Como pionera del sector del reciclaje de residuos en China, debemos explorar continuamente nuevas soluciones para mejorar la eficiencia de nuestra actividad y la calidad de nuestros productos. El equipo de TOMRA Sorting Recycling lleva acumulada una vasta experiencia en aplicaciones de reciclaje y clasificación en todo el mundo. Ya en el pasado nos realizó propuestas claves para combatir los problemas de nuestra planta de reciclaje. Los ingenieros de TOMRA nos aconsejaron no solo con respecto a las clasificadoras sino también en cuanto a optimización del proceso de reciclaje en sí. Su conocimiento del sector constituye un valor muy importante para nosotros», afirma Wang Zhifeng, Subdirector General de Luhai Pro-environment.

Planta de reciclaje de Luhai
Interior de la planta de reciclaje de Luhai

Convertir residuos en valor

El sistema de gestión de residuos de Luhai opera en tres áreas: la red de recogida de residuos, la logística y el centro de reciclaje. De esta forma recoge, clasifica, procesa y logra dar a los residuos una segunda vida.

Así, Luhai cuenta con un sistema de recogida con puntos propios por toda la ciudad. Adicionalmente, la planta de reciclaje de Luhai también procesa los residuos que recogen del sistema municipal y  de ciudades cercanas. Todos los días, su equipo logístico recoge residuos reciclables y los envía a un punto limpio cercano. Allí pasan por un primer proceso de clasificación manual y embalaje para enviarse posteriormente a su centro de clasificación. En el centro de clasificación, el material pasa por un amplio proceso de separación que combina clasificación automática y control manual que separa por color y tipo de material para obtener PET, PP, PE, Tetra Pak y cartón de alta pureza.

TOMRA AUTOSORT

Los residuos reciclables recogidos en los contenedores azules pasan en primer lugar por la clasificadora AUTOSORT de TOMRA, que separa PP y PE. La mayoría del material que pasa por la primera clasificadora son botellas y envases de detergente y productos de cuidado personal, además de distintos envases de alimentos. Luego, se trituran en pequeños fragmentos las botellas de PP o PE clasificadas, que se procesarán y granularán posteriormente.

Sin embargo, el material de elementos como tapones de botella y boquillas suele ser diferente al del cuerpo de la botella, por lo que, si no se retiran, contaminan la clasificación resultante. Para separar estos pequeños contaminantes una segunda clasificadora óptica TOMRA clasifica las escamas trituradas para eliminar cualquier impureza (fragmentos que no sean ni PP ni PE) y mejorar la pureza de las escamas finales de PP/PE.

Al contrario de lo que ocurre con el PET, PP y PE, los cartones Tetra Pak se someten a un proceso de separación de papel y plástico para producir fracciones separadas de ambos materiales. Si bien el papel que se produce a partir del Tetra Pak se utiliza para crear pulpa reciclada, el film de PE se mezcla con otros materiales  de PE y se someten al mismo proceso de extrusión y granulado al que se sometieron previamente PET, PP y PE.

Gracias a la rica experiencia y la probada calidad de sus productos finales, una de las mayores compañías petroquímicas ha invitado a Luhai a explorar juntas nuevas formas de aprovechamiento del material reciclado. Los resultados iniciales de la colaboración muestran que las propiedades y el rendimiento de las escamas recicladas de Luhai son de una calidad buena y homogénea. Por ello, el material reciclado que produce la planta es un buen ejemplo de alternativas al uso de plástico virgen en el futuro.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *