Aloia López Ferro

Abogada
TERRAQUI. Derecho Ambiental

En este artículo nos hacemos eco de la reciente resolución del Parlamento Europeo en relación con el Plan de Acción para la Economía Circular de la CE, y, asimismo, analizamos las medidas que respecto a ciertos flujos de residuos se contienen en el Plan de Economía Circular 2021-2023, abierto, actualmente, a consulta pública. Con ello, pretendemos ofrecer una visión panorámica de cuáles son las principales propuestas que marcarán el rumbo de los próximos años para las cadenas de valor que la UE considera clave para avanzar hacia la circularidad.

La Estrategia de Economía Circular de España hasta 2030 comienza su andadura y ya se pueden vislumbrar sus primeros brotes e incipientes raíces. En particular, el Plan de Economía Circular 2021-2023, cuyo objetivo es materializar medidas concretas en desarrollo de la Estrategia Española de Economía Circular, está abierto a información pública hasta el próximo 26 de febrero.

De forma paralela, en el ámbito europeo la economía circular también se enfrenta a nuevos retos. Así, el Parlamento Europeo, en su reciente Resolución de 10 de febrero de 2021, sobre el nuevo Plan de acción para la economía circular, pone de relieve la necesidad de una disociación completa entre el crecimiento económico y el uso de recursos y, entre otras medidas, pide a la Comisión que proponga objetivos vinculantes de la Unión a medio y largo plazo con base científica para la reducción del uso de materias primas originales y la disminución de las repercusiones medioambientales. En particular, le pide que proponga objetivos vinculantes para 2030 con miras a reducir significativamente la huella material y de consumo de la Unión y situarlas dentro de los límites del planeta de aquí a 2050.

El presente artículo lo dedicaremos a poner en contexto la ambición de las medidas del Plan de Economía Circular 2021-2023, con las propuestas realizadas por el Parlamento Europeo respecto a determinadas cadenas de valor y flujos de residuos. Como se indica en el Nuevo Plan de acción para la economía circular de la Unión Europea, la importancia de actuar en estos ámbitos resulta esencial para avanzar en el camino de la circularidad.

1. Electrónica y tecnologías de información y comunicación (TIC)

a. Plan de Economía Circular 2021-2023

  • Refuerzo del régimen jurídico para la gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos:
    • Revisión del régimen jurídico aplicable a los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos para transponer la modificación que la Directiva (UE) 2018/849 introduce en la Directiva 2012/19/UE sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, y para adaptarlo a los nuevos requisitos de la regulación sobre responsabilidad ampliada del productor.
  • Estudio acerca de la implantación de un sistema financiero (tipo SDDR) para promover la recogida de teléfonos móviles antiguos y otros RAEES:
    • Los teléfonos móviles y otros aparatos eléctricos y electrónicos incorporan cantidades relevantes de Materias Primas Críticas, desde el MITERD se pretende realizar un estudio que sirva para valorar la aplicabilidad de un sistema específico de recogida de teléfonos móviles antiguos y otros RAEES, valorándose utilizar el modelo de depósito y devolución (SDDR).

b. Propuestas del Parlamento Europeo

  • Pide que se integren cuestiones relacionadas con la obsolescencia prematura, incluida la causada por cambios en los programas informáticos, en la iniciativa sobre la Electrónica Circular, que debe abordar las deficiencias en materia de durabilidad, diseño circular, presencia de sustancias peligrosas y nocivas, contenido reciclado, reparabilidad, acceso a piezas de recambio, capacidad de actualización, prevención de residuos electrónicos, recogida, reutilización y reciclado.
  • Opina que la recogida de residuos electrónicos debería ser mucho más sencilla para los consumidores.
  • Apoya el compromiso de la Comisión de explorar opciones para un sistema de recogida a escala de la Unión para los productos TIC, y considera que dicho régimen debe abarcar la gama más amplia posible de productos y permitir a los operadores de reutilización acceder a los bienes reutilizables.
  • Subraya La necesidad de garantizar la rápida finalización de los actuales trabajos de diseño ecológico sobre electrónica y TIC, con el fin de proponer medidas a más tardar en 2021.
  • Subraya la importancia de favorecer modos de consumo y producción más sostenibles para el material electrónico y las TIC.
  • Pide a la Comisión que analice la posibilidad de proporcionar información al consumidor sobre la distinción entre actualizaciones correctivas y evolutivas y el impacto en términos de carbono del consumo de datos.
  • Pide a la Comisión que elabore una iniciativa de digitalización circular y sostenible, TIC y un plan de inteligencia artificial.

2. Baterías, vehículos y neumáticos

a. Plan de Economía Circular 2021-2023

  • Revisión del régimen jurídico de pilas y baterías y sus residuos:
    • Transposición de la Directiva 2018/851/UE, modificando el Real Decreto 106/2008, de 1 de febrero, e incorporará medidas adicionales para el control de la trazabilidad de las nuevas sustancias químicas utilizadas en pilas y acumuladores.
  • Revisión del régimen jurídico de los vehículos al final de su vida útil:
    • Transposición de la modificación que la Directiva (UE) 2018/849 introduce en la directiva sobre vehículos al final de su vida útil y para mejorar algunos aspectos como los relativos a los traslados de vehículos al final de su vida útil a terceros países. También se revisarán disposiciones de gestión de residuos aplicables a otros vehículos.
    • Se revisará nuevamente el marco jurídico para adaptarlo a los nuevos requisitos de la regulación sobre responsabilidad ampliada del productor.
  • Nuevo régimen sobre la gestión de neumáticos fuera de uso:
    • Elaboración de la norma que establezca los criterios que deberá cumplir el caucho obtenido del tratamiento de los NFU para alcanzar el fin de la condición de residuo.
    • Revisión global del Real Decreto 1619/2005, para adaptarlo a la nueva normativa nacional que se derivará de la transposición de la Directiva 2018/851/UE, en particular lo referente a la responsabilidad ampliada del productor.
  • Proyecto piloto de reutilización de módulos fotovoltaicos y baterías de litio de automoción en aplicaciones de autoconsumo doméstico:
    • Para el desarrollo de esta experiencia se buscará la colaboración público-privada, a través de organismos públicos y empresas privadas vinculadas al reciclaje tanto de módulos fotovoltaicos como de baterías de litio de automoción.

b. Propuestas del Parlamento Europeo

  • Considera que el nuevo marco regulador de la Unión para las pilas y baterías debería incluir, como mínimo, lo siguiente: el abastecimiento sostenible, ético y seguro, el diseño ecológico, incluidas medidas que aborden el contenido reciclado, la sustitución de sustancias peligrosas y nocivas siempre que sea posible, la mejora de la recogida selectiva, la reutilización, la reparación, la reelaboración, la reconversión y el reciclado, incluidos unos objetivos de reciclado más ambiciosos, la recuperación de materiales valiosos, la ampliación de la responsabilidad del productor y la información al consumidor; el marco debe abordar el impacto medioambiental en todo el ciclo de vida, con disposiciones específicas sobre las baterías relacionadas con la movilidad y el almacenamiento de energía.
  • Expresa su preocupación por la gran dependencia de la Unión de las importaciones de materias primas para la fabricación de baterías; está convencido de que, mejorando los sistemas de reciclado de baterías, se podría obtener una parte importante de las materias primas necesarias para la fabricación de baterías dentro de la Unión.
  • Pide a la Comisión que evalúe las opciones de un marco legislativo viable para garantizar el abastecimiento ético de materiales y la introducción de una legislación obligatoria en materia de diligencia debida.
  • Pide a la Comisión que revise la Directiva sobre los vehículos al final de su vida útil, para que refleje y respete plenamente los principios de la economía circular, incluida la eliminación de los residuos, la mejorabilidad, modularidad, reparabilidad, reusabilidad y reciclabilidad de los materiales más valiosos, dándoles prioridad máxima en términos de reutilización.
  • Pide a la Comisión que trabaje para garantizar la existencia de cadenas de reutilización efectivas, con fabricantes de vehículos y regímenes de responsabilidad ampliada de los productores.
  • Pide a la Comisión que mejore el procedimiento de comunicación de los vehículos al final de su vida útil, a través de una base de datos europea.
  • Pide a la Comisión que aclare, refuerce y supervise el principio de que desmontar el vehículo y reutilizar las piezas siempre ha de preceder al desguace y a la trituración de los vehículos.
  • Subraya la necesidad de seguir promoviendo la investigación y la innovación en procesos y tecnologías de reciclado a fin de aumentar el potencial para la economía circular de las baterías.

3. Envases y embalajes

a. Plan de Economía Circular 2021-2023

  • Actualización y reforma de la normativa nacional en materia de envases y residuos de envases:
    • Se establecerán objetivos y medidas para avanzar en la prevención y la reutilización de envases tanto en el canal HORECA como en el doméstico.
    • Se revisará la RAP de los envases domésticos de forma que los productores asuman el coste real y total de la de gestión de los residuos de envases.
    • Se establecerá la RAP para los envases comerciales e industriales, instrumento que hasta el momento solo se aplicaba a los envases de productos fitosanitarios.
    • Se valorará la posibilidad de que el marco jurídico obligue a los productores a la implantación del SDDR para la gestión de determinados de residuos de envases y envases usados.
    • Se establecerán mecanismos que permitan incrementar la transparencia y adecuado control y seguimiento de las obligaciones de los productores de productos, así como de las organizaciones que cumplen las obligaciones en su nombre (los sistemas colectivos).

b. Propuestas del Parlamento Europeo

  • Pide a la Comisión que presente una propuesta legislativa que incluya medidas y objetivos de reducción de residuos y unos requisitos esenciales ambiciosos en la Directiva relativa a los residuos de envases para reducir los envases excesivos, también en el comercio electrónico, mejorar la reciclabilidad y minimizar la complejidad del envasado, aumentar el contenido reciclado, eliminar progresivamente las sustancias peligrosas y nocivas, y promover la reutilización.
  • Pide a la industria que complemente las medidas reglamentarias con medidas voluntarias adicionales para evitar los envases innecesarios y reducir sustancialmente la cantidad de envases que comercializa, que desarrolle soluciones de envases más eficientes en el uso de los recursos, circulares y respetuosas con el clima, como formatos de envases armonizados y envases reutilizables y recargables, y que facilite el uso de embalajes para el transporte reutilizables.
  • Pide a la Comisión que analice varios tipos de envases utilizados en comercio electrónico para determinar cuáles son las prácticas recomendadas a la hora de optimizar los envases para reducir el exceso de envasado.
  • Pide a la Comisión que apoye la reutilización de materiales de envasado para entregar diversos artículos.
  • Invita a la Comisión y a los Estados miembros a fomentar la venta a granel.
  • Pide a la Comisión que evalúe la posibilidad de revisar el sistema de identificación para los materiales de envasado (Decisión 97/129/CE) para facilitar la recogida selectiva a los ciudadanos en función de la reciclabilidad del envase.
  • Pide a la Comisión que respalde y explore el potencial de los sistemas nacionales de depósito, devolución y retorno como un paso hacia la creación de un mercado único de envases.

4. Plásticos

a. Plan de Economía Circular 2021-2023

  • Regulación de la RAP para los plásticos de uso agrario y otros plásticos de un solo uso, como las artes de pesca y productos del tabaco.
  • Se impulsarán actividades de retirada de basuras del mar.
    • Se elaborará un documento de criterios generales para la “pesca de basura”.
    • Se creará una base de datos nacional sobre objetos recogidos en las actividades de “pesca de basura”.
    • Se elaborará un estudio previo sobre los lugares en los que no se dispone de ningún proyecto relacionado con la pesca de basura.
    • Se elaborarán materiales de sensibilización y comunicación sobre la “pesca de basura”.
    • Se concederán ayudas para la recogida de residuos y protección y recuperación de la biodiversidad y los ecosistemas marinos.
    • Se instalarán puntos limpios en dársenas pesqueras.
    • Se financiarán proyectos de reciclaje de determinados materiales procedentes del mar.

b. Propuestas del Parlamento Europeo

  • Insta a la Comisión que impulse mejoras en el diseño, modelos de negocio circulares y productos innovadores y enfoques del tipo «producto como servicio» que ofrezcan unos modelos de consumo más sostenibles.
  • Insta a la Comisión a que luche contra los plásticos, incluidos los microplásticos, de forma global:
    • Eliminación gradual general de los microplásticos añadidos de manera intencionada.
    • Reducción, mediante nuevas medidas reglamentarias y obligatorias, de la liberación no intencionada de todos los microplásticos en origen, también, por ejemplo, los procedentes de neumáticos, textiles y césped artificial y de la fabricación de granulados de plástico.
    • Desarrollo de conocimientos científicos sobre los microplásticos y los nanoplásticos y alternativas más seguras y mercados competitivos con productos sin microplásticos.
    • Insiste en la urgencia de adoptar medidas a corto plazo.
    • Apoya que todos los productos plásticos deberían ser objeto de medidas específicas, como exigencias de diseño ecológico durante la fase de producción para prevenir la liberación de microplásticos al medio ambiente.
    • Pide a la Comisión que analice las fuentes, la distribución, el destino y los efectos de los macroplásticos y los microplásticos en el contexto del tratamiento de aguas residuales y de la gestión de aguas pluviales.
    • Insta a los Estados miembros a que tomen medidas en relación con los puntos críticos de desechos marinos en ríos y estuarios.
    • Pide a la Comisión que trabaje en la elaboración de normas para los envases reutilizables y los productos sustitutivos de los envases, las vajillas y los cubiertos desechables.
    • Advierte de que los plásticos de base biológica o biodegradables por sí solos no aportarán una solución a los problemas medioambientales relacionados con los plásticos y destaca la importancia de concienciar sobre su uso.
    • Anima a que se propongan normas globales claras sobre materiales, productos, diseño y reciclado e insta a la Comisión y a los Estados miembros a crear un marco de transparencia coherente y obligaciones de rendición de cuentas para todos los actores de la cadena de valor en la producción, comercialización, uso y gestión del final de la vida útil de los plásticos.
    • Pide a la Comisión que desarrolle sistemas RAP que responsabilicen a los productores del final de la vida útil de los productos plásticos.

5. Productos textiles

a. Plan de Economía Circular 2021-2023

  • Desarrollo normativo para aplicar la responsabilidad ampliada del productor a los residuos textiles.
  • Se trabajará en la implementación de sistemas de información relativos a la puesta en el mercado de los productos textiles y a su gestión.

b. Propuestas del Parlamento Europeo

  • Subraya la importancia de una nueva estrategia integral de la Unión para los productos textiles y mejorar el diseño de los productos textiles para aumentar la durabilidad, la reutilización y la reciclabilidad mecánica y el uso de fibras de alta calidad, en particular mediante una combinación de requisitos tipo de diseño ecológico, sistemas de responsabilidad del productor y sistemas de etiquetado.
  • Pide que se adopten medidas en la fase de diseño y producción contra la pérdida de microfibras sintéticas, así como otras medidas, como el desarrollo de un prelavado industrial controlado y no contaminante y normas para equipar las nuevas lavadoras con filtros para microfibras.
  • Pide que se establezcan criterios específicos para el fin de los residuos textiles a escala de la Unión.

6. Construcción y edificios

a. Plan de Economía Circular 2021-2023

  • Nuevo marco jurídico para la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición:
    • El MITERD desarrollará un marco normativo que fomente la aplicación de la jerarquía de residuos, mejore la identificación y trazabilidad de los RCD, incentive la demolición selectiva y la separación en origen, y potencie tratamientos que obtengan materiales con elevada calidad.

b. Propuestas del Parlamento Europeo

  • Destaca los beneficios ambientales de la prolongación de la vida útil de los edificios frente a la demolición. Por ello, subraya la importancia de aplicar políticas de planificación de alta calidad de los edificios que den prioridad a soluciones que favorezcan la renovación, la reconversión y la utilización continua de los edificios cuando sea posible en lugar de nuevas construcciones.
  • Pide a la Comisión que considere la posibilidad de establecer objetivos de reducción de la huella de carbono y material de los edificios de la Unión.
  • Considera necesario incluir requisitos legales mínimos sobre el comportamiento medioambiental de los edificios.
  • Sugiere que se incluyan objetivos de reutilización y reciclado y el uso de materias primas secundarias en las aplicaciones de la construcción, y mejorar su trazabilidad.

7. Alimentos, agua y nutrientes

a. Plan de Economía Circular 2021-2023

  • Nuevo marco para facilitar el aprovechamiento de los aceites industriales usados:
    • Normativas en materia de mejora de la calidad de información, incrementando la trazabilidad de los residuos de aceites industriales y la optimización de su tratamiento, a fin de garantizar su idoneidad como posibles materias primas secundarias de calidad.
  • Revisión del Real Decreto 1310/1990, de 29 de octubre, por el que se regula la utilización de lodos de depuración en el sector agrario:
    • Nuevos requisitos relativos a la higienización y a la estabilización de los lodos, así como otros requisitos necesarios para asegurar la protección de la salud humana y del medio ambiente.
    • Clarificar la normativa mediante el avance en la identificación de los lodos de depuración similares a los procedentes de aguas residuales urbanas.
  • Regulación de la materia orgánica procedente de residuos:
    • Elaboración de una norma específica en materia de biorresiduos y otros residuos orgánicos.
    • Se definirán los criterios de fin de la condición de residuo para el compost y el digerido.
    • Se establecerán unos criterios comunes para la autorización de la operación de valorización de residuos R10 (tratamiento de los suelos que produzca un beneficio a la agricultura o una mejora ecológica de los mismos).
    • Se regulará el compostaje doméstico y comunitario de los biorresiduos.
  • Reducción del residuo alimentario:
    • Desarrollos normativos para la reducción del desperdicio alimentario (a incorporar en la futura ley de residuos y suelos contaminados).
    • Se pondrán en marcha los trabajos necesarios para medir el residuo alimentario.
    • El Ministerios de Agricultura, Pesca y Alimentación llevará a cabo la evaluación del desarrollo normativo de medidas que permitan prevenir y reducir el desperdicio alimentario desde diferentes ámbitos (la reutilización, la donación de alimentos, la concienciación sobre la vida útil de los productos, etc.).
    • El Ministerio de Industria y Comercio trabaja en dos disposiciones normativas que ahondan en estas ideas, tratando de garantizar las máximas garantías de las donaciones de alimentos.
    • Se abordarán aspectos sobre la vida útil de los alimentos, la posibilidad de favorecer las donaciones de alimentos cuyas fechas de consumo preferente estén sobrepasadas.
    • Se regularán las condiciones para la reutilización de envases por los minoristas y que los consumidores puedan llevar sus propios envases al realizar la compra o en establecimientos de restauración.
    • Se establecerán medidas sobre la congelación en comercio minorista de los alimentos que se vayan a donar, los alimentos con fecha de consumo preferente finalizada y sus posibles destinos.
    • Se impulsará la generación de conocimiento y la sensibilización en relación con el desperdicio alimentario.
    • Se trabajará con las empresas de distribución, de restauración y hostelería e industria alimentaria, en la adopción de acuerdos y planes voluntarios para la lucha contra el desperdicio alimentario, con medidas, buenas prácticas y objetivos para la reducción del desperdicio alimentario, más allá de las obligaciones legales.

b. Propuestas del Parlamento Europeo

  • Insta a la Comisión a que presente una propuesta legislativa para alcanzar el objetivo de reducir a la mitad el desperdicio de alimentos de aquí a 2030.
  • Pide a los Estados miembros que adopten medidas globales para limitar significativamente el desperdicio de alimentos y fomentar las donaciones de alimentos.
  • Pide a la Comisión que adopte medidas para cerrar el bucle de nutrientes agrícolas, así como reducir la dependencia de Europa de las importaciones de proteínas vegetales para la alimentación animal.
  • Pide aumentar el uso de estiércol animal reciclado y otros nutrientes orgánicos, como el compost y el digestato, en lugar de fertilizantes sintéticos.
  • Apoya un enfoque circular en el tratamiento y la gestión de las aguas residuales con vistas a fomentar la recuperación de las aguas residuales urbanas.
  • Pide a la Comisión que evalúe la posibilidad de adoptar medidas legislativas para abordar la eficiencia hídrica en los edificios.
  • Subraya que aumentar el acceso al agua en toda la Unión Europea puede mejorar de manera significativa la circularidad, al no depender tanto del agua embotellada.
  • Pide a la Comisión y a los Estados miembros que garanticen que la recogida selectiva de biorresiduos persiga producir compost de alta calidad para contribuir a la mejora del suelo.

Conclusiones

El texto actualmente sometido a participación pública del Plan de Economía Circular 2021-2023, aborda importantes aspectos ya planteados en la Estrategia Española de Economía Circular, que, sin duda, de lograrse su aplicación efectiva, supondrán un notable avance de cara a poder hacer un uso más responsable de los recursos naturales y, con ello, garantizar una mayor protección ambiental.

Sin embargo, poner en contexto el Plan de Economía Circular 2021-2013, con las propuestas que desde el Parlamento Europeo se realizaron respecto al Plan de Economía Circular de la UE, nos permite apreciar determinados aspectos en los que cabe reclamar una mayor ambición e incrementar los esfuerzos a todos los niveles.

En particular, destacaremos la escasa ambición del Plan de Economía Circular 2021-2023, en cuanto a la problemática de los microplásticos, que puede verse mejorada si se incorporan cuestiones fundamentales señaladas por el Parlamento Europeo respecto al Plan de Acción para la Economía Circular de la CE, como la reducción, mediante nuevas medidas reglamentarias y obligatorias, de la liberación no intencionada de todos los microplásticos en origen y la implantación de sistemas de RAP que responsabilicen a los productores del final de la vida útil de los productos plásticos.

Asimismo, se echan en falta medidas más ambiciosas para luchar contra la obsolescencia programada, respecto a la que el Plan estatal únicamente prevé destinar medidas de concienciación que, aunque necesarias, resultan a todas luces insuficientes. Y también una mayor presencia de medidas para promover la reutilización, especialmente en el ámbito de la construcción, y una mayor incidencia en las medidas para abordar el impacto ambiental de las cadenas de valor de los productos electrónicos, el comercio electrónico y el consumo de datos, y medidas para promover la venta a granel.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *