Save pagePDF pageEmail pagePrint page

En el marco del proyecto Hari-Berri, Koopera pretende rentabilizar y hacer viables los procesos de reciclaje de textiles posconsumo y evitar el envío de miles de toneladas de estos residuos a los vertederos.

Producir hilo reciclado evitaría el envío a vertederos de miles de toneladas de residuos textiles
El proyecto Hari-Berri de Koopera se centra en la producción de hilo reciclado a partir de residuos textiles. Foto: Treasure (cc)

El grupo de cooperativas de iniciativa social y empresas de inserción Koopera ha lanzado el proyecto Hari-Berri, con el que pretende convertir residuos textiles en un nuevo hilo reciclado, cuyo destino final será la fabricación de nuevas prendas y otros artículos textiles.

Hari-Berri se ha llevado a cabo en el marco de la convocatoria 2014 de «Proyectos Demostración de Valorización de Residuos y Economía Circular», del Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco, que tiene como objetivo mostrar la viabilidad económica y ambiental de procesos innovadores que cumplan el principio de la economía circular.

Este sistema de recuperación de fibras textiles tiene amplias ventajas ambientales, ya que además de evitar su vertido, permite ahorrar los recursos necesarios para la fabricación de este este tipo de materiales; para fabricar un solo kilogramo de algodón, por ejemplo, se necesitan 30.000 litros de agua, y por producir una camiseta se utilizan 150 g de pesticidas. Además, reciclar de esta manera una tonelada de camisetas evita la emisión de una tonelada de CO2 a la atmósfera.

Actualmente, el reciclaje textil sólo es viable para los residuos de la industria textil. Los residuos textiles posconsumo recogidos para su reutilización necesitan una solución técnica y económicamente viable. El éxito del proyecto de Koopera podría evitar que acaben en los vertederos hasta 52.000 toneladas de residuos textiles en 2017.

Koopera es una red social de cooperativas de iniciativa social y empresas de inserción, declaradas de utilidad pública y sin ánimo de lucro, especialistas en reutilización y reciclaje de residuos. Con la implantación del proyecto Hari-Berri, podría conseguir rentabilizar y hacer viables los procesos de reciclaje textil, fomentando la economía social y el empleo de calidad en Euskadi, así como la promoción de la inserción sociolaboral de personas en riesgo o situación de exclusión social.

Las nuevas tecnologías de separación que están siendo aplicadas por la empresa en el Koopera Reusing Center, ubicado en la localidad vizcaína de Mungia, han permitido aumentar la fracción de materiales recuperables de Bizkaia. Esta planta de recuperación es la primera instalación automatizada de estas características en el Estado que gestiona todo tipo de objetos, como ropa, complementos, calzado…

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *