Para la fabricación de los nuevos electrodomésticos de la compañía se han reciclado diversos tipos de residuos como botellas de plástico, redes de pesca, hilo industrial o cáscaras de huevo.

Beko presenta sus primeros electrodomésticos fabricados con materiales reciclados

La empresa de electrodomésticos Beko presentó ayer en Tech Barcelona una nueva gama de electrodomésticos fabricados con materiales reciclados y biocompuestos, pioneros en el sector, con los que la compañía apuesta por promover un consumo más sostenible y reducir el impacto medioambiental de sus productos.

Para su fabricación se utilizan botellas de plástico, residuos de redes de pesca o hilo industrial, así como biocompuestos como cáscaras de huevo o caña de azúcar.

Así, por un lado, la lavadora y la lavasecadora RecycledTub han sido fabricadas con residuos plásticos (aproximadamente hasta 60 botellas de PET de 0,5 litros) que han sido transformados en una materia prima alternativa.

Desde que se inició el proyecto en 2017, la compañía ha logrado reciclar 58 millones de botellas de plástico con una reducción de las emisiones de CO2 de casi 2.200 toneladas.

El horno RecycledNet, por su parte, ha sido fabricado a partir de residuos extraídos de las redes de pesca e hilo industrial. Concretamente, el 5% proviene de los residuos reciclados de la red de pesca y un 65% de residuos de hilos industriales utilizados en piezas de plástico de la puerta y la cubierta de la pantalla. Además, el 50% de la cubierta interior del horno está fabricada con residuos de hilos industriales.

Por otro lado, la secadora RecycledDry ha sido diseñada con un 15% de plástico reciclado de media, incluyendo la carcasa del depósito de agua y la tapa trasera. Gracias a este proyecto, se han reciclado 2.420 toneladas de plástico durante los dos últimos años.

Biocompuestos y sistemas de dosificación inteligentes

En paralelo, el frigorífico BioCycle es uno de los productos fabricados con biocompuestos para proteger el planeta. Los componentes, en este sentido, son compuestos duraderos de origen biológico. Además, las bandejas de huevos han sido diseñadas con residuos de cáscaras de huevo y bioplásticos; asimismo, la cubierta del ventilador es 100% bioplástico procedente de recursos sostenibles como el almidón de maíz o la caña de azúcar. Por último, la junta de la puerta se ha producido con un 25% de materiales de base biológica como el aceite de soja.

Finalmente, el lavavajillas AutoDose incorpora un sistema inteligente de dosificación automática de detergente. Esta tecnología pionera dosifica la cantidad óptima de gel y abrillantador según el volumen de carga y el nivel de suciedad, lo que permite a este electrodoméstico utilizar hasta un 28% menos de detergente en cada lavado.

Energías renovables y reciclaje de residuos

Entre las principales metas fijadas para el 2030, la multinacional pretende conseguir que el 100% de la electricidad utilizada en sus plantas de producción de todo el mundo proceda de fuentes renovables, al mismo tiempo que aumentar hasta un 99% el reciclaje de residuos en sus operaciones globales. Del mismo modo, Beko se ha comprometido a reducir en un 45% el consumo de agua y energía por producto, incrementando el contenido de plástico reciclado al 40%.

Para todo ello, más de 1.700 investigadores de la marca, en 28 centros de I + D y diseño, trabajarán para mejorar la cadena de valor social, ética y ambiental del grupo. Finalmente, la compañía ha anunciado una inversión adicional de 50 millones de dólares para el desarrollo de nuevas soluciones ecológicas.

 

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *