Save pagePDF pageEmail pagePrint page

El proyecto Waste2Fuels estudia el uso de distintos residuos de la industria agroalimentaria para encontrar una materia prima adecuada para la producción de butanol.

El Centro de Biocombustibles y Bioproductos del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL), ubicado en la localidad leonesa de Villarejo de Órbigo, participa en el proyecto europeo Waste2Fuels, que tiene como objetivo la producción sostenible de biocombustibles de segunda generación a partir de los residuos producidos por la industria agroalimentaria. Iniciado en 2016, el proyecto se enmarca dentro del Programa de Investigación e Innovación Horizonte 2020

En el marco de esta investigación se está trabajando en producir butanol como combustible alternativo y sostenible, lo que permitirá obtener una producción de energía descentralizada y colaborar en la mejora de la seguridad energética de la Unión Europea.

La principal novedad de este proyecto es el estudio de distintos residuos de la industria agroalimentaria para encontrar una materia prima adecuada para la producción de butanol. Además, se trabajará en el desarrollo y optimización de tecnologías novedosas y más sostenibles de pretratamiento, fermentación y recuperación de butanol para mejorar la eficiencia de conversión de las actuales tecnologías de producción de biocombustibles.

Itacyl, dependiente de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, es el centro investigador que coordina la innovación y lidera el trabajo encargado de selección y pretratamiento de materias primas para la fermentación.

Para estas actividades, el Centro de Biocombustibles y Bioproductos cuenta con una zona de laboratorios, así como con instalaciones experimentales para el escalado de procesos, plantas piloto automatizadas de separación, hidrólisis química y enzimática, fermentación aerobia y anaerobia, así como con una planta demostrativa de carácter semindustrial para la transformación biocatalítica de biomasa de origen agrario o agroalimentario para la producción de bioalcoholes y bioproductos, con capacidad para generar 500 litros de etanol al día.

El proyecto Waste2Fuels está dotado con un presupuesto de seis millones de euros y tiene una una duración prevista de 36 meses.

20 socios

El consorcio del proyecto está integrado por un equipo multidisciplinar de 20 socios: tres centros públicos de investigación y desarrollo, ocho universidades, ocho pequeñas y medianas empresas y una gran empresa. Los participantes en el proyecto pertenecen a siete países miembros de la Unión Europea e Israel.

Los socios encargados del desarrollo del proyecto Waste2Fuels tienen una gran experiencia en múltiples áreas de conocimiento como biotecnología, bioprocesos, catálisis química, ingeniería de procesos, ingeniería química y separación por membranas, producción de bioalcoholes, análisis de sostenibilidad y ecotoxicidad y estudios de combustión, entre otros.

Esta variedad de conocimiento permite hacer una integración vertical de todo el proyecto desde el inicio hasta el producto final desde una perspectiva de mercado que facilite la comercialización de los resultados.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *