Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Koopera genera en Euskadi a través de la economía circular 382 empleos, el 55% de inserción, y gestiona más de 12.000 toneladas de residuos reutilizables.

El lehendakari, Iñigo Urkullu; la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, junto al director de Cáritas Bizkaia, Carlos Bargos, el presidente de Red Social Koopera, Oskar Pérez, y el director gerente de Koopera, Javier Mariño, realizaron ayer una visita a la planta de gestión y tratamiento automatizado que posee la cooperativa en la localidad vizcaína y que permite la gestión de todo tipo de textiles, pequeños aparatos eléctricos y electrónicos, juguetes, libros y objetos de bazar.

Visita Lehendakari Koopera

La visita se enmarca dentro de los actos conmemorativos del 25 aniversario de Koopera, cooperativa de segundo grado en la que participan cooperativas sin ánimo de lucro y de iniciativa social además de empresas de inserción impulsadas por Cáritas, y que tiene como misión la inserción sociolaboral de personas en situación o riesgo de exclusión social. Para ello pone en marcha actividades de servicios ambientales, reutilización y reciclaje, consumo sostenible, formación, atención a personas y otras actividades que pueden ayudar a cumplir el objetivo.

Koopera, cuyo embrión se sitúa en la iniciativa ‘Rezikleta’ nacida en 1992 en Bizkaia, es hoy una entidad que da empleo a 382 personas en Euskadi (más de 550 en todo el Estado), de las cuales un 55% son perfiles de inserción: personas que gracias a su esfuerzo, un proceso de acompañamiento y un itinerario personalizado, consiguen en un alto porcentaje (60%), acceder al mercado laboral ordinario tras su paso por Koopera. Además, en ella colaboran más de 500 personas voluntarias pertenecientes a Cáritas.

Durante casi una hora, el lehendakari ha podido ver in situ cómo se gestionan y se tratan las 12.000 toneladas de residuos que llegan en camiones a la planta ‘Koopera Reusing Center’ desde los 981 contenedores situados en 284 municipios de la cornisa cantábrica. De estas 12.000 toneladas procesadas en esta instalación, situada en un edificio de 4.550 metros cuadrados, el 69% es textil, el 16% calzado y complementos, el 8,2% son juguetes, el 3,65% libros, el 2% pequeños aparatos eléctricos y electrónicos y el 1,15% restante productos de bazar.

Este volumen de toneladas gestionadas en Euskadi llega a las 32.000 si se consideran otro tipo de residuos como papel (2.000 Tn), grandes aparatos electrodomésticos (más de 3.200 Tn), pilas (10 Tn) y voluminosos (16.100 Tn), siendo estos últimos tratados en la planta de Berziklatu, empresa de inserción mixta pública y tercer sector gestionada por Koopera.

Visita Lehendakari a Koopera1

Teniendo en cuenta el alcance de Red Social Koopera en el Estado, con presencia en 12 provincias, el total de las toneladas gestionadas incrementa en más de 6.400 toneladas, mayoritariamente residuo reutilizable textil.

Depositar las donaciones en los contenedores blancos de reutilización, de diseño y patente propio de Koopera, es el primer paso en este proceso de gestión medioambiental. Al estar habilitados para albergar distintos tipos de artículos, permiten utilizar un contenedor único en lugar de varios. Esto supone un importante ahorro de espacio y garantiza el fin social de lo depositado.

Todos estos artículos son recogidos por camiones que lo transportan a la planta, donde son separados por categorías. La fracción textil sigue un sistema automatizado de clasificación por reconocimiento de voz, desde el cual se determina el destino de las prendas según su estado. Es decir, personal técnico de clasificación nombra una de las más de 100 órdenes que el sistema informático propio reconoce y éste envía la prenda de manera automatizada a su espacio reservado a través de un sistema de cintas transportadoras.

Las prendas clasificadas para su reutilización, que suponen más de un 60% del total, pueden tener dos destinos. El primero es su distribución entre las 34 Koopera Store, 17 de ellas ubicadas en Euskadi (10 en Bizkaia, 5 en Gipuzkoa y 2 en Araba), tiendas de moda abiertas al público, donde además se realiza la entrega social de ropa. Todas ellas están comprometidas en dinamizar el comercio del municipio en el que están ubicadas y ofrecen a la ciudadanía una alternativa para ejercer un consumo sostenible, que fomenta el empleo local favoreciendo los puestos de trabajo sujetos a convenios de inserción social. El otro destino son los 2 proyectos Internacionales que Koopera gestiona en Chile y Rumanía.

Contenedor blanco de Koopera
Contenedor blanco de Koopera

Para la parte asignada a reciclaje, alrededor del 30%, Koopera cuenta con diferentes proyectos de la mano de otras empresas, con las que se consiguen otros productos, entre los que se encuentran moquetas para automóviles de alta gama, paneles de aislamiento para edificios o generación de hilo para la creación de nuevas prendas.

El 10% restante es destinado a la valorización energética con el consiguiente ahorro en impacto ambiental y económico.

Otras áreas actividad

Además del tratamiento integral de todo lo que se recoge (ropa, calzado, complementos, juguetes, bazar, aparatos eléctricos y electrónicos, electrodomésticos, muebles, voluminosos…), Koopera trabaja en otras áreas de actividad: formación (Koopera Social Training), cuidado de personas y gestión integral de las necesidades del hogar, gestión de huertas ecológicas, recuperación de espacios naturales, mantenimiento de jardines y de mobiliario urbano, gestión sistema de préstamo de bicicletas (Bizimeta) y construcción sostenible. Todo ello con el mismo objetivo de conseguir la inserción sociolaboral de aquellas personas en situación o riesgo de exclusión.

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *