Save pagePDF pageEmail pagePrint page

Iulen Lizaso

Del controvertido tema de residuos en Gipuzkoa, el factor mas alarmante es el obligado “turismo” de basuras como consecuencia; pero debido a la desigual difusión pública del doble relato, el gran público desconoce la causa principal que lo ha provocado, ya que durante años los medios impiden conocerla y discernir sobre responsabilidades.

Se entiende que haya disparidad entre las partes a la hora de elegir este o aquel sistema de recogida o tratamiento, pero el relato, al igual que en el de la violencia, es la narración de hechos objetivos y sus consecuencias… no más.

Los biorresiduos se siguen llevando a compostar a Funes e Itxasu. Desde 2016 se envían 25 camiones diarios con fracción rechazo destinada a la planta de TMB de Meruelo (Cantabria). Se ultiman los trámites para que en 2017 se envíen a la planta de TMB de El Culebrete (Tudela) casi la mitad del rechazo que se genera en Gipuzkoa. También en 2017 está previsto acondicionar los accesos para llevar rechazo a Mutiloa (Gipuzkoa)… Todo ello hasta que entre en funcionamiento la planta incineradora de Zubieta y las de compostaje previstas.

También es relato hacer público que la fracción rechazo que se lleva a la planta de TMB de Cantabria y pronto a la de TMB de Navarra para su pretratamiento, una vez biosecada, hoy no queda en Meruelo ni a futuro en Tudela.

De las dos plantas de compostaje y la de TMB para pretratamiento de la fracción rechazo de Gipuzkoa, contempladas en el PIGRUG-2002 y resueltas construir para 2010, sigue pendiente de ejecución una de compostaje y la de TMB.

Con el biosecado de la materia orgánica contenida en esa fracción rechazo se consigue elevar el PCI hasta en un 50% (positivo para incinerar), o en el caso de destino a vertedero, reducir por evaporación su volumen y peso en un 30%, deteniendo la fermentación para adecuar el vertido a la norma europea de materiales bioestabilizados.

De las dos plantas de compostaje y la de TMB para pretratamiento de la fracción rechazo de Gipuzkoa, contempladas en el PIGRUG-2002 y resueltas construir para 2010 según recogía el Documento de Progreso-2008, sigue pendiente de ejecución una de compostaje y la de TMB. En ausencia de esta última, la vida de los vertederos de Gipuzkoa, por su insalubridad y en virtud de la aplicación de la normativa europea, no podía ir mas allá del 2016, por lo que se procedió a su cierre.

Hoy, la mayor diferencia respecto a cómo se venía haciendo en Gipuzkoa hasta la decisión de cerrar los vertederos, es que la fracción rechazo pasa por una planta de pretratamiento, pudiéndolo hacer en Bizkaia, Alava, Navarra (Pamplona desde 1992), Cantabria, Iparralde (País Vasco-Francés)…, como es preceptivo con arreglo a la norma europea, recogida en el Real Decreto 1481/2001.

Hasta aquí el relato partido de una de las partes, que serviría para confrontar con la otra en el caso de que hubiera ánimo clarificador; pero en la Gipuzkoa carente también de debates, el relato mediático reiterado de una parte, hoy tiene carga de razón para el gran público y sentido de verdad para quienes en tareas judiciales ejecutan resoluciones de “interés público”…, de un público sin componentes para opinar.

“Urkullu confía en reunirse con Rajoy una vez se active el diálogo presupuestario”… Era el titular esperado una vez firmado el contrato de la incineradora de Gipuzkoa, ya que era la condición sine quanon para sacar del cajón el proyecto de la macrocárcel de Zubieta.

La firma del contrato de la incineradora nos ata de nuevo de pies y manos para 32 años, pues funcione la planta o no (como podía darse si hubiese de nuevo cambio de gobierno en la Diputación de Gipuzkoa), a la empresa se le asegura un beneficio neto del 10,82% de la inversión.

Aunque no se haga eco de ello la prensa de Gipuzkoa ni la televisión vasca, es la infraestructura indispensable para que con la combustión de los residuos se pueda alcanzar el umbral de eficiencia energética exigido por la UE (Factor R1: 0,65, recogida en el Anexo II de la Directiva Marco de Residuos 2.008/98/CE y por transposición la Ley 22/2011 de Residuos) y la planta de Zubieta sea considerada administrativamente de valorización y no de eliminación.

La firma del segundo contrato, esta vez entre GHK (Consorcio de Residuos de Gipuzkoa) y Urbaser (en 2011 entre GHK y FCC), nos ata de nuevo de pies y manos para 32 años, pues funcione la planta o no (como podía darse si hubiese de nuevo cambio de gobierno en la Diputación de Gipuzkoa), a la empresa se le asegura un beneficio neto del 10,82% de la inversión: “No corresponde al modelo de concesión porque exonera al contratista del riesgo operacional resultando escandalosamente gravoso para las arcas públicas”, es la base argumental por la cual se ha interpuesto un recurso contra GHK; lo mismo porque según la asociación de padres GuraSOS: “No cumple con los principios esenciales de eficiencia y sostenibilidad en el gasto público y eficacia en la asignación de recursos públicos”… El mismo argumento jurídico que ha servido para que el Tribunal de Justicia de Asturias haya suspendido el concurso de licitación de la incineradora de Serín y su gobierno desistir a construirla… Valencia y Navarra también.

Ya tienen firmada la construcción de una incineradora de Zubieta, equiparable a las mas modernas de Europa, como la de Isséane, situada a orillas del Sena en París, o en el centro de Viena la de Spittelau. Muy bien sobre la razón de ser de estas dos ya que: 1) ¿cuánto bajó la contaminación, principalmente en la fría Viena, a partir de su puesta en marcha y la prohibición de estufas de leña y carbón?; 2) esas dos plantas europeas son de servicio y no de negocio, siendo la primera mayoritariamente y la segunda al 100% públicas sin ánimo de lucro… Zabalgarbi (Bizkaia) privada al 65% y Zubieta al 100%.

Equiparable en eficiencia y servicio sería construir la planta de valorización a orillas del Urumea, en el solar de los cuarteles de Loiola, y suministrar agua caliente sin bombeo a Loiola, Riberas, Anoeta, Txomin Berri, prisión de Martutene, Polígono 27…, con un factor de eficiencia R1: 0,85 dentro de la excelencia en la Economía Circular.

One Response to “Incineradora de Gipuzkoa: Relato com-partido ”

  1. Todos a una, Responder

    Primero me gustaria agradecer a Julen, la labor que hace por dar imformacion contrastada en diferentes medios de comunicacion, y nos hace saber mas sobre los temas turbios que hay detras de la gestion de residuos…

    Menudo timo de infraestructura la que nos quieren colar!!! Y pienso yo, que se puede hacer para separar en origen todos los residuos si en la mayoria de pueblos de gipuzkoa no es obligatorio reciclar? Como haces para que todxs lxs vecinxs de guipuzkoa que no tienen el puerta a puerta usen el quinto contenedor? Mira lo que ha pasado en pueblos como astigarra, pasaia,.. se fue Bildu se pusieron los de siempre, hicieron consulta ciudana y volvieron al sistema de contenedores. Ya se que los medios de comunicacion han politizado, manipulado, ocultado,… el tema a favor de los de siempre PNV y PSOEPP. La cosa esta txunga; con jueces comprados, con jente no concienciada con el tema, con supermecardos llenos de envoltorios, con materiales que no se pueden reciclar, con responsables politicos que no tienen pasion por crear una sociedad mejor, con la sociedad de consumo, con el sistema economico actual, con medios de manipulacion, con, con…
    Esperemos que los recursos puestos por GuraSOS en los juzgados den sus frutos, y paralicen los planes de construccion de la incineradora esta inecesaria, ilegal, insostenible, txantxullera y contaminante.
    ¿Cómo te gustaría que fuera el mundo?
    “Un mundo mucho menos consumista, es decir, más austero en el consumo. Un mundo más colectivo, más cooperativo y más rico en valores”.
    Antonio lucena
    Ondo izan y hasta la victoria siempre!!!

Deje una respuesta

Queremos saber si no eres un bot *